21679910416_f790971b93_o

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 14 DE CAMPAÑA – Punto y seguido

Hemos terminado.

Anoche sonaron los aplausos tras el cierre de campaña, se bajó el telón, se apagó la luz.

Os escribo ya desde Madrid. Una de las partes de los viajes que más me gusta contar siempre es el regreso.

Tras acabar la tarea, ayer, nos fuimos a bailar. Bailar y bailar como catarsis de dos semanas que aún no hemos tenido tiempo de asimilar. Dejamos salir toda la tensión acumulada en una rara euforia nerviosa. Bailábamos unos con otros como modo de decir “ha sido bonito compartir este viaje contigo, gracias”. El agotamiento no nos impedía saltar.

Cuando nos subimos al tren esta mañana, debíamos de ser dignos de ver. Una docena de personas hechas pedacitos que cayeron dormidas antes incluso de arrancar.  (más…)

Leer Más

21435702108_cd375eeff9_h

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 13 DE CAMPAÑA – El peligro del desencanto

Antes de venir era una intuición, y después de quince día aquí es una constatación: el hastío es uno de los jugadores en esta partida. Yo lo pensaba, la verdad: “si fuera catalana, llegaría algo harta a estas elecciones”. Aburrida, porque los debates enconados que impiden hablar en serio son de un gris agotador. Imaginaba como se tendría que sentir alguien que lleva años escuchando hablar en unos términos que no son los de su día a día pero que, sin embargo, algunos han sabido disfrazar de esenciales.

El nacionalismo genera distorsiones curiosas. Sobre la mas que respetable base de un sentimiento (que, en tanto tal, hay quien tiene y hay quien no) se erigen construcciones a menudo tramposas. Se deja fuera del debate todo lo que no se ajuste a ese marco, se dejan para luego preguntas que en toda lógica deberían ir antes. Extraños matrimonios, curiosas prioridades. Imaginaba como se tendría que sentir alguien que intentara colocar sobre la mesa otros debates, alguien que quisiera situar en la primera fila consensos sin los cuales no se puede construir ningún país: ni uno ni otro.

Escribía el otro día Sofía Castañón que cuando uno dice “me da igual”, no quiere decir que le dé lo mismo una que otra de las opciones en liza, sino más bien que no reconoce la dicotomía. “Me da lo mismo” significa “si hablamos en estos términos, ni lo intento”.  (más…)

Leer Más

IMG_20150923_093257

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 11 DE CAMPAÑA – Los otros días

Hay días en los que, simplemente, no se puede. Y quizá eso también hay que contarlo.

Días de “me he levantado a las seis para adelantar trabajo y me he quedado mirando las nubes negras”. Días de “no puedo más y aquí me quedo”. Días así.

En Podemos solemos decir eso de “gente normal haciendo cosas extraordinarias”. Yo miro a mi alrededor y veo más bien personas extraordinarias haciendo lo que buenamente pueden en situaciones que a menudo les superan.

Desde los dirigentes hasta el último militante, todos tenemos alguna vez la sensación de querer hacernos una bolita y desaparecer. Seguro que en esta casa grande no hay ni un día en que no haya al menos una persona que se encierre a llorar en su habitación.  (más…)

Leer Más

photo_2015-09-22_11-29-23

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 10 DE CAMPAÑA – ¿Pero y exactamente tú qué haces?

Llevamos diez días de crónicas y aún no sabéis a qué me dedico en realidad.

No os preocupéis. Les pasa hasta a mis amigos.

Una dice “jefa de prensa” y parece que debería llevar traje y tacones. Una dice “responsable de comunicación” y parece que tiene en sus manos el destino de España.

Pero siento decepcionaros: me temo que no.

Mi trabajo es una cosa mucho más pedestre. Tiene que ver con pasarse el día recibiendo llamadas, mensajes y whatsapps de periodistas que quieren algo de Pablo: una entrevista cuanto antes, unas declaraciones sobre tal o cual cosa ya de ya. Tiene que ver con pensar deprisa la urgencia y pertinencia reales de cada una de esas peticiones. Tiene que ver con llevar un excel muy disciplinado en el que las anotes todas, las clasifiques con un código neurótico de colores y vayas tratando de ordenarlas en una priorización que siempre duele a alguien (que siempre duele a muchos). Tiene que ver con convencer a la coordinadora del equipo de que es fundamental que te abra huecos en la agenda para las propuestas que brillan en verde en la tabla, o con asaltar al jefe por teléfono a una hora intempestiva para hacerle una pregunta que lo más seguro no le va a gustar.  (más…)

Leer Más

10496905_254753464723012_8683384669437055422_o (1)

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 9 DE CAMPAÑA – La visita del círculo

Porque emociones nunca faltan, nada más llegar de Atenas (y previo paso por un mitin, un par de declaraciones a medios, una periodista en el autobús y algunos otros estreses pequeñitos), la novena noche de este tiempo de excepción trajo una visita ilusionante. El Círculo de Periodismo y Medios de Comunicación (bueno, alguna de su gente más activa) estaba en Barcelona. Por la mañana, mientras yo me mareaba en un coche veloz por las carreteras griegas, habían tenido una jornada dedicada a analizar lo que mejor saben: el estado de los medios de comunicación en este tiempo loco, y cómo pensamos que se puede mejorar. Y ahora esperaban, en una terraza del Born, para tomarnos unas cuantas cañas, como en los viejos tiempos.

¿Los viejos tiempos? De eso hace apenas año y medio… Pero año y medio en el que mi vida entera se ha dado la vuelta como un calcetín. Todo eso que ahora parece tan inevitable, tan destinado a ser, no entraba siquiera en los mapas del mundo que habría dibujado entonces. Miro a los rostros de los compañeros y hago un viaje en el tiempo: un viaje de quince meses que en algún modo explica las razones y los pasos que la traen a una aquí, la extraña concatenación de decisiones, inercias y casualidades sin la cual ahora mismo la vida sería muy diferente. (más…)

Leer Más

wpid-img_20150919_173314.jpg

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 8 DE CAMPAÑA – Escapada a Atenas

La Acrópolis brilla con ese color naranja que solo se ve en las piedras antiguas que se miran de lejos en la noche. No me imaginaba Atenas así: tan larga y desparramada entre colinas, tan parecida a las ciudades mediterráneas que más me seducen. No sé cómo me la imaginaba, en realidad: me doy cuenta de que hasta este momento Grecia en mi mente era apenas una idea abstracta hecha de historia antigua y titulares contemporáneos. Me apoyo en la barandilla de la azotea. Estoy intentando recuperar un ritmo normal de respiración. Es literal. Las cosas van tan rápido algunos días que se siente físicamente, en el cuerpo, en una especie de vértigo, no del todo desagradable pero sí algo desasosegante. La primera noche en una ciudad desconocida siempre me ha parecido mágica. Dejo que la mirada descanse sobre esas calles que no me va a dar tiempo a conocer, siguiéndolas hacia arriba hasta el viejo templo. Enciendo un cigarro y me permito el tópico de imaginar a esos filósofos que andaban por allí hace más de veinte siglos, preocupados por cosas no tan distintas a las nuestras al fin y al cabo. No tengo mal antídoto esta noche para la sensación de acelere.

Hace apenas unas horas estábamos en medio de la plaza Syntagma, donde dieciochomil personas abrían las orejas a lo que les contaba, en su mitin de cierre de campaña, Alexis Tsipras, el hombre al que algunos consideran el más valiente, y otros el más cobarde. Después de verle ayer de cerca, si yo tuviera que ponerle un epíteto al modo de los antiguos, le llamaría “Alexis, el de los ojos honestos”. Es una experiencia ver un mitin en el que no entiendes nada de nada y sin embargo entender. Entender algo, un aire, una intención. Un gesto de abrir los brazos que parece decir “aquí estoy, no me escondo”. Un aplomo y calma al caminar por la escena que parece decir: “gracias por haber venido”.  Un modo de alzar la cabeza y sonreír a medias que me hace entender: “he ido hasta el final, hasta donde habitan los dragones, perdonadme por traeros la mala noticia de que la realidad es así”. Bella ciao, bella ciao: suenan canciones y ondean banderas rojas, amarillas, verdes, multicolores, recordando ese puzzzle interno que conforma Syriza y que está siendo a la vez su sustento y su encrucijada. Tengo la sensación de que Alexis, el de los ojos honestos, está hablando con verdad, aunque no entienda lo que dice. Dieciochomil personas mantienen un silencio impresionante para estar ante un tipo que, en realidad, tampoco es tan buen orador. (más…)

Leer Más

IMG_20150918_082328

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 7 DE CAMPAÑA – Las gafas del periodista chino

Algunos días, cuando miro a los periodistas que nos siguen teclear frenéticamente en sus portátiles, me gusta hacer un juego. Salir por un ratito de mi actual rol y preguntarme qué escribiría yo si estuviera cubriendo esta campaña. ¿Cómo lo enfocaría? ¿Qué haría, para intentar contar, para tratar de hacer entender (casi vivir) lo que está ocurriendo  aquí?

El mejor profesor de redacción periodística que tuve durante la carrera nos propuso una vez un ejercicio divertido que se me viene a la mente en estos días. Había, precisamente, otras elecciones catalanas. Y nos pidió: “haced una crónica como si fueseis un corresponsal de un periódico chino, que tiene que hacer que lo comprendan sus compatriotas”.

El ejercicio nos salió terriblemente mal a casi todos, pero me guardé la enseñanza de lo difícil que resulta salir de lo que sabemos. Ponerse las gafas del “periodista chino” no es sino un modo de quitarse de la mirada las opiniones preconcebidas, intentar no ver lo que de antemano se quiere ver.

Así que a eso juego, en los ratos muertos de este viaje. Me pregunto: si yo fuera ese periodista chino que viene a cubrir Cataluña, ¿qué vería en esta campaña? ¿Cómo haría para contarlo? (más…)

Leer Más

DSC_0065

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 6 DE CAMPAÑA – Unos minutos de poesía

En todos los trabajos se fuma, que decía el otro. O se descansa, vaya, un poquito al menos. Incluso en este.

Y mi modo de descansar, ya sabéis cuál es.

De libro de cabecera me he traído a este viaje una antología de Miquel Marti i Pol en una preciosa edición bilingüe e ilustrada (Un dia qualsevol / Un día cualquiera; Nordica, 2013).

Y así, junto a la ventana, con una cerveza, me encontré este poema, que no he podido sino leer tres, cuatro, siete veces. Y he pensado que eso era lo que os iba a contar de la sexta jornada. Porque es demasiado oportuno para las preocupaciones que nos rondan. Porque quizá las profecías de lo que no deseamos sirvan también para vacunarse.

DSC_0067

 

Mantra nuevo. Seguimos, para evitarlo. Bona nit.

 

Leer Más

Foto: Dani Gago

ELECCIONES CATALANAS. DÍA 5 DE CAMPAÑA – Un día normal

Suena el despertador. Sientes: “no puedo”. Arrastras el botoncito táctil que regala cinco minutos extra. Otra vez. Otra vez. Suena el despertador. Ya no hay tregua posible. Te levantas. Abres las contraventanas de madera con una vana esperanza de luz.

Vas al baño. El cartel manufacturado para evitar sustos dice que está ocupado. ¿Cuánto hace que no convivías con una docena de personas? Vas a la cocina. Una compañera está en cuclillas buscando algo de fruta en la nevera. ¿Cómo se desea los buenos días en pijama y despeinada a alguien a quien hasta hace poco solo veías en contexto de oficina? Café. Siempre he querido una de estas máquinas de cápsulas. Vas al salón. Alguien ya ha traído todos los periódicos, lee y subraya. “¡Buenos días!”  Poco a poco se van incorporando, somnolientos, los demás. Leemos en común, los diarios rotan entre las manos, se comentan sorpresas e inercias. Todo listo, dentro de un orden. Salimos. Son las ocho y sereno. (más…)

Leer Más