No se puede ser más francés

La universidad a la que yo iba en París era una muy seria. La gente se ponía traje de corbata para las presentaciones de clase y todo el mundo se tomaba los exámenes como pequeños Juicios Finales. La gente decía de sí misma ser las élites de Francia, y miraba con reverencia las orlas antiguas en las que salían presidentes del gobierno.

Por eso, me acaba de hacer mucha, mucha gracia saber que un grupo de sus alumnos ha puesto en marcha la redacción de una revista erótica.

(más…)

Leer Más

Hoy, simplemente, un poema

EPÍGRAFO

Tengo una lengua
y para hablar necesito una ventana
tan vasta como mi sangre
una ventana-horizonte
Tengo una dirección
y para dar yo solo mis primeros pasos de niño
y partir
necesito caminar sobre el agua, alejarme
del polvo levantado por las hordas
del redoble de los tambores
y de las banderas de los que me precedieron
Tengo un paso
y para avanzar necesito romper mis dioses
amarte hasta perderme
Los caminos vendrán entonces a deslizarse bajo mis pies

(Idriss Issa [Kenitra (Marruecos), 1956])

(más…)

Leer Más