Regalo de cumpleaños

LA BUHARDILLA
(Ezra Pound)

Ven, compadezcamos a quienes son mejores que nosotros.
Ven, amigo, y recuerda
que los ricos tienen mayordomos y no amigos
y nosotros tenemos amigos y no mayordomos.
Ven, compadezcamos al casado y al que no está casado.

Dawn entra de puntillas
como una Pavlova dorada.
Y yo estoy junto a mi deseo,
nada tiene la vida que sea mejor
que esta hora de frescor nítido,
la hora de despertar juntos.

Felicidades. ¿O debería decir buen viaje?
(Es para que os lo llevéis en la maleta, que pesa poco. Algo es algo, que de la paquetería transnacional no hay quien se fíe para las cosas importantes.)

(más…)

Leer Más

Nueva tarea

Hay cenas que nunca se olvidan. Suele ser por cosas que no vienen a cuento. La noche de la mañana en que empecé a estudiar chino, tenía una cita largamente preparada. En mitad del aperitivo, el comensal comentó: ¿Chino? ¿Tú? ¿Por qué? ¿Con lo que a ti te gusta la litratura, por qué meterte a estudiar una lengua en la que pasarán veinte años antes de que puedas entender un poema? Cómo iba él a pensar que de la cena, eso sería lo que más vueltas me hiciera darle a la cabeza: al hacer que me diera cuenta de que, de hecho, si algo me gusta de estudiar lenguas es no depender de traducciones para vérmelas con los libros que las dibujan. Sí, pasarán lustros antes de que pueda hablarle cara a cara a Li Bai. Pero tendrá su fruto. Y entretanto… (más…)

Leer Más