Vamos a ser positivos, que dicen que es mejor

Me encuentro en ecuaderno con la noticia de que hay gente que hace las cosas como a mí me gusta: en vez de darles zoom a los despropósitos, unos señores han decidido fijarse en las cosas que están bien hechas y darlas a conocer. No está mal como cambio.

Se trata de La buena prensa, un blog que nace, según sus autores, porque “todos los días se publican páginas de buen periodismo”. A ver si es verdad, les dejamos con el reto de demostrarlo.

(más…)

Leer Más

Hesperya en red

Ultimamente llego tarde a todos lados, pero juro que no siempre es culpa mia. Y a veces es verdad.
Esta es una. Si no os he dicho esto antes es porque el Internet de mi casa ahora solo funciona un minuto de cada seis.

El caso es que uno no puede presentar a amigos interesantes entre si, porque pasan estas cosas. Aqui teneis lo que ha salido del matrimonio de Geno con las chicas de Hesperya. Disfrutadlo:

 www.hesperya.com

(más…)

Leer Más

Revelación de jueves

El año pasado, cuando vine de viaje a esta ciudad que ahora anda en proceso de adoptarme, una tarde sin mucho rumbo encontramos uno de esos rincones secretos de los mapas -del que, por cierto, me habían hablado sin saber darme direcciones encontrables-. Allí, dejando pasar los minutos a un tiempo propio hice, casi como por descuido, una foto que iría a significar mucho para mí.

Es esa que vigila este blog desde sus subterráneos, la del gato que me sopla los escritos mientras se toma una siesta. Pasó a convertirse para mí en el símbolo de aquel viaje a París, de París mismo, del París en el que me había empeñado en querer vivir de cerca. Fue el distintivo de mi puerta en el colegio mayor, el aliciente de algunas tardes de baja forma. La ciudad que yo quería conquistar estaba entera allí, comprimida como un aleph de bolsillo entre las muchas páginas de la librería Shakespeare & Co. (más…)

Leer Más