Jazmines en el pelo y rosas en la cara

Jazmines en el pelo y rosas en la cara, el gato ha vuelto. Se despereza discretamente, pensando en ponerse de nuevo en marcha.

Estuvimos, él y yo, unas semanitas por España. Disfrutando, efectivamente, de esa curiosa sensanción -cuando se llega desde este otro lado del mundo- de que las cosas sean fáciles y salgan a la primera, de que en las tiendas haya lo que buscas, de no jugarte la integridad física al cruzar la calle. Ese extraño relax no exento de incertidumbres. Calladitos, como en mes de reflexión, disfrutamos también de algunas otras cosas: los buenos amigos, la anárquica alegría de los días que son como todos debieran. Las energías para que todos sean así.

Luego volvimos a Marruecos, a la casa un poco más fría de Rabat, justo a tiempo para abrirle la puerta a una visita muy anhelada. Es curioso, lo de las visitas: le dan a una la oportunidad de contar el país, de poner sobre la mesa las cartas de lo que se ha ido entendiendo, de repasar las ilusiones del estar aquí. Así empezó a desperezarse el gato. Contando despreocupadamente.

Y aquí estamos.

Este volver está siendo emocionante por todo eso que está ocurriendo en esta orilla del mundo. Estallidos de jazmines. (más…)

Leer Más

Un libro, una cita

Os hablé ya una vez, hace algunos meses, de un libro que me encanta: “Este loco mundo. 17 cuentos”, con el que olvidarse de todo lo que aprendimos al hacernos mayores.

Lo traigo aquí de nuevo, en estas fechas en las que quien más, quien menos, tiene algún regalillo que envolver, porque la semana pasada el periódico Diagonal sacaba una reseñita en la que cuento por qué me gusta tanto. Os la dejo ahí abajo. Además, ayer rebelion.org la recuperaba en su versión más extensa, para los que quieran algún dato extra. (más…)

Leer Más