Una palabra profunda y roja

Cuando estuve en Valladolid, me hablaron más de China que en toda mi vida antes: una noche, la ciudad se volvió campo de arroz, la sobrevolaban dragones.

De aquello, el correo me trajo al menos tres libros que seguían contando cosas del Imperio del Centro.

Hoy, en el “Ellas dicen” del Manual de Lecturas Rápidas para la Supervivencia, tres poemas de Belén Artuñedo.

Y entonces recordé que yo hace meses que quería dejar caer este por aquí, directo desde sus “Cuadernos de China”:   (más…)

Leer Más