El regreso de Antony

Al leer la entrevista a Antony en Babelia (que, contra todo pronóstico, no me ha defraudado: es lo bueno de que el entrevistador deje hablar al entrevistado), me he dado cuenta de que con el ajetreo de los últimos tiempos, se me había olvidado comentar por aquí que su último disco está disponible entero gratis en deezer… Imperdonable lo mío.

(Aunque debo decir que este álbum nuevo no me gusta tanto como I am a bird now. Claro que pocas cosas me gustan tanto como I am a bird now).

Así que hala, voilà, ya tenéis una razón más para registraros en esa paginilla tan maja que os pone al alcance de la mano mogollón de cosas que queréis, y algunas que todavía no sabéis que queréis pero que vais a adorar enseguida.

Y para resarcirme del error de mi tardanza, intento, por si os da pereza lo de registraros ya mismo, enlazaros aquí abajo la lista de reproducción completa de este The crying light que me acompaña en mi camota y mi estudio. Que a los que estéis en las mismas no os va a venir mal. (más…)

Leer Más

Las ausencias, la camota

Tras un par de semanas de considerable ajetreo vital y emocional, ha llegado a una sensación de la que me desacostumbré rápido: abro la puerta y el piso está vacío. Os habéis ido todos, esta casa es más casa y menos hogar.

Pero no hay tiempo para la nostalgia, es el momento de ponerme a estudiar la asignatura con más leyenda negra de la carrera.

Así que hago un anuncio: temporalmente y sin que sirva de precedente, aprovecho vuestras ausencias, cojo la tarea y me traslado a vivir a mi camota. (más…)

Leer Más

El artículo dominguero del matemático poeta

Uno de los motivos por los que uno abre un blog es, sin duda, difundir la buena nueva de las hazañas de sus amigos. Y hay algunos que para eso dan mucho juego.

Manda narices que me tenga que enterar de en qué anda metido mi sabio renacentista favorito hojeando los periódicos del domingo, pero la riña ya se la echaré a él personalmente.  El caso es que me admira el don que tiene este chico para humanizar lo más abstracto, para hacer el retrato de personajes enteramente desconocidos y convertirlos en algo así como superhéroes de la familia. Para no perder su certera habilidad literaria ni cuando dice cosas como la K-teoría y la cohomología motívica (vaya usté a saber). Y todo sin despeinarse, no se crean.

Y si no, decidme si os habríais creído que ibais a leer hasta el final un artículo sobre matemáticas un domingo por la mañana: (más…)

Leer Más

Reconstrucción

Leo que

Hamás propone la creación de un comité neutral palestino para que gestione la reconstrucción de Gaza

El Comité debería ser transparente, creíble y capaz de actuar con la máxima rapidez posible

JERUSALÉN. (EUROPA PRESS).- El Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás) propuso ayer la creación de un comité neutral palestino que se encargue de la gestión monetaria para la reconstrucción de la Franja de Gaza, como consecuencia de la ofensiva israelí en el área que comenzó hace cuatro semanas y que ha dejado un balance de más de 1.300 palestinos muertos (leer noticia completa) 

y me acuerdo de otra cosa que leí:

(más…)

Leer Más

Laura y el lado oscuro

Después de esta semanita, en que he mirado de cerca a maltratadores, a testigos de violencia, a la vida de muertos ilustres, a porteros búlgaros al por mayor y a jueces díscolos contentos; en la que no he oído hablar más que de espionajes rocambolescos , de terroristas que lo son por informar, de bolsas blancas y pornógrafos infantiles…. llego al viernes con unas ojeras hasta el suelo y tarareando. “Parece que anda suelto Satanás…” (más…)

Leer Más

El óxido ya casi tiene edad

Parece ser que después de nisecuánto, La edad del óxido, ese proyecto de libro en el que andamos, está a puntito de hacer su irrupción en vuestras vidas. Así que para que sepáis a quien tenéis que pedir cuentas si lo leéis y os suscita pasiones de cualquier clase, la señorita Castañón ha tenido la feliz idea de hace este video que os comparto porque se me ha pegado la musiquita.

Dios nos coja confesaos! (más…)

Leer Más

Si creo lo que dicen, lo más difícil ya pasó

En la primera semana de trabajo se aprenden un montón de cosas. La primera es que aquella cómoda elección matutina de si levantarse o no era un privilegio nunca suficientemente agradecido.

Luego se aprende también quién es quién, quién es el jefe, y dónde tiene uno que sentarse: tres categorías unidas por obra y gracia de jerarquías extrañas. Lo siguiente que hay que aprender, si el trabajo es este mío, es a vivir como si no existieran los puntos y seguido. O eso me han dicho. (más…)

Leer Más