Cierto que no prescindí de ningún laberinto

Como, aunque es lunes, aquí ha sido fiesta y sabe a domingo, una canción que duele, mientras atardece y una se pregunta por qué sigue en las mismas.

…cierto que cuando aprendí que la vida iba en serio

quise quemarla deprisa jugando con fuego

y me abrasé defendiendo mi propio criterio

porque vivir era más que unas reglas en juego…

laberinto

5 thoughts on “Cierto que no prescindí de ningún laberinto

  1. No era pagana, era Pentecostés.
    La conoci antes en la voz de Silvio, pero me gusta mas esta porque es menos pastel y mas oscura.
    Juguemos, Batman, que para con usted si que sigue siendo un verbo bonito 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *